Sedalene

¿Son importantes las vitaminas para el pelo?

vitaminas

Antes de empezar y conocer toda la información que necesitas saber, la respuesta es SÍ, indudablemente, sin las vitaminas y antioxidantes necesarios, ya no solo el pelo, sino ningún órgano de nuestro cuerpo funcionaria correctamente.

 ¿Qué son las vitaminas?

Las vitaminas son las sustancias indispensables para poder realizar los procesos metabólicos del cuerpo pero que además, el propio cuerpo no las produce, por lo que necesitamos este aporte desde el exterior ya sea consumiéndolas en alimentos o por medio de suplementos.

Las vitaminas las dividimos en dos grandes tipos según su absorción. Las hidrosolubles y las liposolubles.

Como bien indica cada uno de sus nombres, la primera significa que son solubles en agua y la segunda en grasas y aceites.

Dentro de las hidrosolubles, las que filtramos por los riñones, serían las vitaminas C, B2, B3, B5, B6, B8, B9 y B12, mientras que las liposolubles que sería las que se acumulan en el hígado y por tanto podemos pasar más tiempo entre ingesta e ingesta de estas son las vitaminas A, D, E y K.

Aunque existen complejos vitamínicos muy interesantes, lo idóneo sería (aunque es difícil) conseguir llevar una dieta tan equilibrada como para obtener todas estas vitaminas de forma natural por medio de los alimentos.

Para que podáis intentar llevar esa dieta, os vamos a dejar dentro de cada grupo, los beneficios que aportan a nuestro cabello (porque no nos vamos a centrar más que en lo que nos interesa, el cabello) cada una de las vitaminas y sobre todo, de donde las podemos obtener.

De forma general y a groso modo, las vitaminas hidrosolubles, normalmente las podremos obtener de alimentos como la verdura, fruta, el pan, huevos, carnes o pescados, lácteos, etc.

Mientras que las liposolubles están presentes en aceites, mantequillas, en el chocolate, en cereales y soja, aunque también en algunas verduras, lácteos.

Como ya he dicho, si tu dieta no está bien equilibrada necesitarás suplementos, porque la carencia de vitaminas, provoca el 100% de las veces decaimiento, anemia, depresión… y si lo dirigimos a lo que nos importa en este post, “LA PERDIDA PREMATURA DE CABELLO”.

Ahora bien, ¿qué ocurre si me paso de dosis? Es decir, si tomo demasiado de algún alimento o tomo complejos vitamínicos sin control y sin supervisión de un profesional, ¿qué me podría pasar? ¿Es mejor?

Pues para nada es mejor, un sobre aporte vitamínico es tan malo como la falta de estas, puesto que, por ejemplo, las vitaminas liposolubles en excesivas cantidades se convierten en sustancias tóxicas que empiezan por “destrozarnos” el hígado. Bien es cierto que las otras no se acumulan, pero pueden provocar fallos renales por el aumento de filtración de estas.

Bueno una vez llegados a este punto, vamos a mencionar una a una las vitaminas que afectan directamente a la caída o no caída del cabello y en que alimentos podemos encontrarlas.

VITAMINA C.

También llamado ácido ascórbico. Es importante puesto que aumenta la circulación de la sangre por todo el cuerpo, incluido el cuero cabelludo y por tanto, previene la rotura del pelo así como que, promueve el crecimiento y evita la decoloración de este. Esta vitamina es esencial para la creación del colágeno, y debes saber que sin colágeno el cabello sufre y se rompe además de, como puedes imaginar, se cae.

Esta vitamina la podemos encontrar sobre todo en cítricos, brócoli y pimiento.

VITAMINA B1.

Muchos productos de cuidado del cabello la llevan, y esto es porque engrosa el cabello, le da brillo y crea proteína (lo que le permite estar a tu pelo saludable), las nueces, piñones, pistachos.

VITAMINA B3.

Esta es esencial para producir energía (en general). Aumenta la circulación de modo que aumenta el crecimiento del pelo. La podemos encontrar en alimentos como: El arroz, el atún, tomate seco al sol, en el maíz, la carne de ternera… y más.

VITAMINA B7 o H.

Esta vitamina es la que permite la producción de la queratina, que permite reducir importantemente la perdida de cabello así como la aparición de canas. Pero además aporta elasticidad a la corteza y de este modo no se escama ni rompe el pelo y además evita el incomodísimo picor del cuero cabelludo.

Esta vitamina puedes incorporarla en tu vida comiendo; acelgas, yemas de huevo, hígado, leche, fresas, cacahuete, vegetal de hoja verde… y muchos más alimentos.

VITAMINA B9.

También llamado “Ácido fólico”, ayuda al crecimiento del tejido y funcionamiento las células, además de ser la responsable del crecimiento del pelo renovando las células encargadas de esto.
Sin esta vitamina en el cuerpo, ten por seguro que perderás el pelo.

¿Dónde las puedes encontrar? Pues en lentejas, todo tipo de legumbres, semillas de girasol, espinacas, espárragos, etc.

VITAMINA B12.

Nutriente esencial en la formación del ADN y en la creación de células rojas, que son las encargadas de proporcionar oxígeno a todos los órganos del cuerpo.
Los folículos pilosos necesitan oxígeno, de modo que sin estas células moriría el cabello. Sin B12 empezarían aumentado las canas para posteriormente dar paso a la alopecia.

Los alimentos que te proporcionan esta vitamina son, entre otros; el hígado, las ostras, el pulpo, quesos, mejillones y cangrejo…

VITAMINA A.

Esta vitamina es la encargada de producir el sebo, que a su vez evita la sequedad, la caspa, y aunque no mucha gente lo sepa, evita también el estrés que es un factor clave en la alopecia.

La vitamina A, la encontramos en el melón, espinacas, hígado, zanahorias, guisantes, col rizada…

VITAMINA E.

Previne la caída porque aumenta la cantidad de vasos sanguíneos y a mayor cantidad de capilares, mayor circulación y como deduces por lo leído arriba, esto evita daños en el cabello como pueden ser puntas abiertas o dañados por el uso continuado del secador o plancha.

Está presente en aceites de germen de trigo, de girasol, de almendra o avellanas, además de en las propias almendras o avellanas y en el aguacate o la remolacha.

VITAMINA D.

Con esta vitamina provocaremos el crecimiento del folículo piloso, por lo que promueve el crecimiento y proviene del sol, o suplementos, pero sin duda, la mejor opción es el SOL.

Puedes encontrarla en alimentos como los aceites de pescado, quesos, yemas de huevo, semillas de lino, sésamo o almendras… pero sin duda, la mejor opción es un buen baño de sol.

Si buscas complejos vitamínicos, ve con esta información al herbolario y no busques marcas, sino beneficios a partir de este nuevo conocimiento. Solo así podrás obtener los complejos vitamínicos que mejor te vayan y sean compatibles entre ellos sin causarte problemas. Pregunta como tomarlos SIEMPRE.

En otro post hablaremos de los minerales beneficiosos para el crecimiento del cabello, como pueden ser el hierro, el zinc y magnesio.

 

Entradas de blog 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Qué está buscando?