Sedalene

¿Qué son los sulfatos?

sulfatos

En el post de hoy queremos hablaros de un elemento que encontramos en casi todos los productos que tenemos en el aseo, se trata de los sulfatos, últimamente, los ingredientes cosméticos más polémicos y perseguidos. 

Cada vez más, vamos buscando productos los más naturales posibles. De hecho, el 53% de los consumidores de cosméticos, buscan eliminar de sus tratamientos las sustancias sospechosas o poco fiables como puedan ser, los ftalatos, las fragancias artificiales o nuestro tema de hoy, los sulfatos.

Estos últimos, cada vez más para muchos de nosotros, ya son el “filtro” que nos automarcamos, para no utilizar en nuestro cabello o en nuestra piel. 

Buen, pues en ese caso, lo primero que debemos saber es.

 

¿Qué son los sulfatos? 

Sencillo, si hablamos de su fórmula química (esto es, lo que no son naturales), son un átomo de azufre por cada 4 átomos de oxígeno.

Y en el contexto del lavado, ya sea del cabello o de la higiene personal, hablamos que estos sulfatos comunes son los responsables de que aparezca la espuma cuando nos frotamos con nuestros jabones.

Y esto quiero dejarlo claro, son los responsables de la espuma, es decir, que el jabón no tiene nada que ver con esto. Los jabones únicamente limpian, pero la espuma que aparece al frotar la piel con gel, o la cabeza con un champú, etc., y que nos han metido en la cabeza que es lo imprescindible para limpiar bien, no limpia, no es más que un elemento químico de arrastre. 

Y además, es esta espuma la que causa controversia, porque es la que nos provoca la irritación del cuero cabelludo, la aparición de dermatitis, el picor en los ojos, o incluso, si te tintas el pelo… la causante de que desaparezca antes el tono que te gustaba.

Pero no solo esto, sino que además, si tu pelo es graso, son completamente incompatibles contigo, debido a que puede alterar la producción natural de grasa de las glándulas sebáceas de tu cuero cabelludo. 

 

Entonces… mi champú, clarísimamente, mejor sin sulfatos ¿no? 

Bueno, no corramos tanto, que no todos los sulfatos son malos ni químicos.

Por ejemplo, los que utilizamos en acondicionadores, en los cuales están combinados con otras moléculas, pueden ayudar a que el cabello sea más suave y con una apariencia más saludable y fuerte. 

Por lo que SÍ, vemos que existen dos tipos de sulfatos que se utilizan en unos u otros productos… Los que acabamos de mencionar, los que hacen que el cabello sea más suave y liso al tacto, ayudan además a reducir drásticamente la rotura del pelo cuando nos peinamos y tampoco dañan los tratamientos de color.  

 

Pero, entonces ¿cómo puedo diferenciarlos? 

La diferenciación de los sulfatos químicos o malos y los considerados como naturales o buenos es importante, por tanto, aquí llegamos a un punto clave del post. 

Nuestra recomendación es que dejemos de lados los sulfatos químicos, pero no todos, claro, ya que siempre necesitaremos un elemento de “arrastre” con el cual limpiar nuestro cabello, pero utilizando elementos naturales. 

Los sulfatos de los que debéis huir son aquellos que estamos catalogando todo el post como “los malos, sin reservas”, y son los llamados; SLS (Sodium Lauryl Sulfate) y SLES (Sodium Laureth Sulfate) 

A tener en cuenta cuando busques los SLS y SLES en las composiciones de tus productos: 

Cuando mires la etiqueta buscando estos elementos, fíjate bien en la posición en la que aparecen, puesto que, al igual que ocurre en los alimentos, el orden en el que se pone cada elemento que compone el producto, es el que indica la proporción de cantidad empleada en su elaboración. Es decir, cuanto más cerca de la primera posición esté, más cantidad de dicho elemento tendrá. 

 

Ahora bien… 

Hay otros sulfatos que no son para nada dañinos, que están considerados naturales, como el sulfato de amonio o los sacados propiamente de la naturaleza, como pueda ser la cáscara de coco deshecha que no son dañinos ni para el cuero cabelludo, ni para la piel y son mucho más suaves.

Puede que no lleguen a hacer la misma cantidad de espuma, pero como ya hemos mencionado, no tiene nada que ver, limpian igual. 

 

Entradas de blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Qué está buscando?